Cacif y empresarios de El Salvador, Honduras y EE. UU. proponen planes para reducir migración

En la reunión participó Todd Robinson, quien fue embajador de EE. UU. en Guatemala entre el 2015 y el 2017.

Mediante un comunicado, el Cacif dio a conocer que en la reunión se conformó un grupo de trabajo el cual proporcionará “insumos” a los gobiernos de esos países con el fin de desarrollar acciones para incrementar las oportunidades de desarrollo y reducir la migración.

“Invitamos a los gobiernos a trabajar con nosotros para alcanzar esta visión regional de prosperidad a través del crecimiento económico”, se lee en el comunicado difundido por los empresarios guatemaltecos.

Además calificaron de “urgente necesidad” implementar una agenda que promueva la libre empresa, impulse el crecimiento económico y apoye la competitividad de las empresas en la región.

Según los empresarios centroamericanos, “mejorar el clima de negocios es el primer paso en la ruta de promover inversión y comercio” para la generación de empleos y oportunidades en los países centroamericanos.

Aunque el comunicado emitido fue en relación al Plan de Alianza para la Prosperidad para el Triángulo Norte (PAPTN) que involucra a EE. UU., actualmente estos países centroamericanos discuten el Plan de Desarrollo Integral cuyo fin es el mismo, reducir la migración, aunque este cuenta con mayor participación de México.

Plan fracasa

Este plan surgió después de que las estadísticas de migración de familias y menores de edad no acompañados demostraran que el PAPTN no dio los resultados que se esperaban cuando fue diseñado en el 2014, a raíz de la primera gran crisis por la migración.

El pasado 26 de enero los países del Triángulo Norte de Centroamérica y México (Tricamex) aprobaron los documentos que conforman el Plan de Desarrollo Integral, entre ellos una hoja de ruta.

En ese entonces, los funcionarios aprobaron “de manera conjunta” los documentos que conforman el Plan los cuales fueron elevados a consideración de los presidentes de los cuatro países.

Entre ellos está el documento conceptual y la hoja de ruta.

Estados Unidos ha acusado a los países centroamericanos de no tener la capacidad de retener a sus ciudadanos. En el caso de Guatemala, en el 2018 se rompió el récord histórico de familias y niños detenidos en la frontera sur de EE. UU.

Las cosas parecen no cambiar, ya que en apenas cuatro meses la Patrulla Fronteriza ya contabiliza la detención de 50 mil 593 unidades familiares guatemaltecas interceptadas y más de nueve mil 500 menores de edad no acompañados.

Leer más aquí