Empleados penitenciarios no son contentos

Varios empleados administrativos del Instituto Nacional Penitenciario (INP) protestaron ayer para exigir un aumento salarial y sueldos atrasados a dichas autoridades carcelarias.

Desde la mañana, los trabajadores cerraron el acceso al Centro Penitenciario de Támara, anteriormente conocida como Penitenciaría Nacional Marco Aurelio Soto, ubicada en el Valle de Támara, circunfería de norte de Tegucigalpa.

A grito suelto y con cartulinas, los manifestantes exigían dos mil lempiras de aumento, suma que según ellos ya fue otorgada a los guardias de seguridad u custodios penitenciarios.

Entre sus exigencias, los protestantes justificaron que ellos también corren el mismo peligro que los guardias, al tener contacto con reos de alta peligrosidad que son integrantes de maras y pandillas, o de reos comunes, mayormente conocidos como “paisas”.

Al respecto y sobre las anunciadas protestas, el lunes anterior las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), emitieron un boletín informativo, cuyo primer punto indica que:

1.- Que han tenido conocimiento que mañana (ayer) a partir de las 8:00 am, los empleados administrativos de la institución realizarán un paro de labores exigiendo un aumento salarial de 2,000 lempiras, mismo que fue otorgado a los Agentes Penitenciarios.

2.- Que dicho aumento salarial, se otorgó a los empleados que prestan funciones de orden y seguridad en el país, entre ellos los Agentes Penitenciarios, encargados de la seguridad en los establecimientos penitenciarios a nivel nacional.

3.- Que los empleados administrativos aducen que ellos tienen el mismo riesgo que los Agentes Penitenciarios que día a día deben custodiar a privados de libertad, entre ellos a cabecillas de las maras, pandillas y bandas del crimen organizado y narcotráfico.

4.- Que de realizarse el paro de labores, las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), procederán en base a los procedimientos establecidos en la ley.

Este artículo pareció originalmente en La Tribuna