Las tasa de moneda nacional sigue competitiva y estable

El Centro de Investigaciones Económicas y Sociales (CIES), del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), resaltó en el Análisis Competitivo Regional que Honduras mantiene estabilidad relativa en sus tasas de interés en moneda nacional, durante el primer cuatrimestre del año.

Las tasas activas pasaron de 15.01% en el mes de enero a 14.99% como promedio durante el mes de abril, una disminución de tan solo dos centésimas porcentuales. Por su parte las tasas pasivas mostraron leves caídas durante los meses de febrero y marzo y un ligero ascenso durante el mes de abril, hasta alcanzar 6.15.

Es importante destacar que el Directorio del Banco Central de Honduras, BCH, ha mantenido la Tasa de Política Monetaria en 5.50%, desde junio del 2016, eso en función del comportamiento de la inflación, de la tasa de cambio, del nivel de reservas monetarias internacionales y del comportamiento económico a nivel mundial.

Al analizar el primer cuatrimestre del año 2018, se observa que la tasa promedio pasiva se mantuvo relativamente estable, sufriendo apenas una reducción de 0.01%, parecido comportamiento se observó en las tasas pasivas, mismas que registraron una caída de apenas un 0.01% entre los valores extremos de enero y abril respectivamente. Los hondureños mantienen un 30% de sus ahorros en moneda extranjera.

INFLACIÓN “CATRACHA”

Referente al tema de la inflación en el caso de Honduras, a parte del elevamiento continuo en el precio del petróleo en el mercado internacional, este país sufrió durante los meses de noviembre y diciembre del año anterior un congelamiento de los precios internos de los combustibles, acción que a no dudarlo comprometió el comportamiento de estos.

La fórmula utilizada para sopesar el precio de los combustibles a nivel interno de manera de evitar sobresaltos hacia arriba, radica en el hecho de que el precio internacional del petróleo debe mantenerse en el rango de los US$63.0 el barril, comportamiento que ha sido sobrepasado hasta alcanzar un precio de US$71.0.

En ese sentido, la caída observada en el IPC, índice utilizado como medida de inflación en Honduras durante el mes de mayo, a pesar de la incidencia de los carburantes, se vio correspondida por el mantenimiento de los precios vinculados al grupo de alimentos y bebidas. En cifras, la inflación hondureña fluctuó de 4.57 en enero a 3.99% en mayo.

TIPO DE CAMBIO EN HONDURAS
El comportamiento del tipo de cambio en Honduras, en lo que va del 2018, ha mostrado facetas diferentes un tipo de cambio suave hacia la baja durante los primeros dos meses de dicho año, para luego a partir del mes de marzo mostrar depreciaciones.En detalle mientras en el mes de marzo denotó una depreciación del lempira por el orden de L0.05 respecto al mes de febrero, abril lo hizo en torno a L0.04, aunque el movimiento más significativo por parte de las autoridades monetarias del país se suscitó durante el mes de mayo al registrarse una depreciación por el orden de los L0.15, que permitió cuantificar una tasa de devaluación acumulada de 1.05%.

Según las autoridades, en el área económica la principal causa de depreciación manifiesta en Honduras, se relaciona con la apreciación que ha venido manifestando el dólar estadounidense, lo que a su vez se ha traducido en depreciaciones por parte de las monedas de países constituidos como principales socios comerciales de nuestro país.

El BCH siempre tiene como proyección hacia el final del 2018 registrar una variación del tipo de cambio entre el 4.0 y el 5.0%.

SALARIOS EN CENTROAMÉRICA

Todos los países de la región han aprobado incrementos que estarán vigentes durante todo el año 2018. En Costa Rica se aprobó un incremento general de 2.43% para el sector privado, en el caso de Honduras, según autoridades, el incremento fue de 4.73% para las empresas con trabajadores de 1 y hasta 50, el incremento fue de un 5%, para las empresas con 51 y hasta 150 trabajadores y un 6% para empresas de 151 trabajadores en adelante.

En el caso de Guatemala, el Ministerio de Trabajo y Previsión Social comunicó los nuevos incrementos, siendo estos de 3.75%, por su parte en El Salvador no hubo incremento para el 2018, manteniendo los mismos en un valor que, sumado a los costos colaterales de dicho país, alcanza US$15.28 diarios y US$10.19 diarios en el caso de la agricultura.

CANASTA BÁSICA
El costo de la CBA en cada país de la región centroamericana, muestra que Guatemala con US$337.08 resultó ser el más alto, siguiéndoles en su orden Costa Rica con US$290.92, Nicaragua con US$285.31, Honduras con US$241.20 y finalmente El Salvador con el menor costo en CBA, US$196.57.Al analizar el porcentaje de cobertura de dicha canasta en Centroamérica, a partir del salario mínimo, incluido los colaterales de cada país, el mayor porcentaje lo registra Costa Rica, al cubrir aproximadamente 3 veces su costo, Honduras ocupa la segunda posición de la región al cubrir 2.47 veces el costo y muy de cerca está El Salvador con 2.20 veces, mientras que en Guatemala y Nicaragua, los salarios mínimos apenas cubren 1.23 veces y 1.12 veces su canasta básica alimenticia respectivamente.
MOVIMIENTO DE CARGA EN CENTROAMÉRICA
Del total de la carga manipulada en los países de región, Panamá movió más del 50%, constituyéndose en el más competitivo dada la facilidad que le brinda la alta calidad en infraestructura portuaria disponible. En valores absolutos, ese país, movilizó 19,476.91 miles de toneladas métricas.Por su parte Honduras presentó durante ese período movimientos de embarque y desembarque que representan el 10.15% (3,787.56 miles de toneladas métricas) de la carga externa manipulada en un altísimo porcentaje a través de su principal puerto, Puerto Cortés.

Para leer todo de este artículo, La Tribuna