Una auditoría en la Enee reveló la verdad sorprendente

La crisis que afecta las finanzas de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) se ve agudizada con la firma de diversos contratos en la última década para el suministro de energía.

El pago de los contratos absorbe alrededor del 80% de los ingresos anuales por la venta de energía.

El Tribunal Superior de Cuentas (TSC) reveló los resultados de una auditoría en la Enee, en los que, además de los altos costos por kilovatio, encontró que hay contratos que gozan del pago de cargos fijos.

El costs fijo se aplica a las plantas térmicas al estar obligadas a tener inventario de combustibles para generar energía en cualquier momento. Ese cargo la estatal eléctrica está obligada a pagarlo generen o no energía las plantas.

Eólica

La auditoría revela que “suscripción de contratos de generación de energía eólica no cumplió con los precios ofertados según lo estipulado en el decreto ejecutivo PCM-16-2008, legalizando los contratos con precios superiores”.

El informe revela que al revisar el contrato 49/2008 suscrito el 1 de octubre de 2008 entre la Empresa Energía Eólica de Honduras S.A. (Eehsa) y la Enee, se constató que la contratación no cumplió con los requisitos y limitantes exigidas en el decreto. El artículo dos de ese decreto establecía que el precio que se pactara debía ser más bajo que el ofertado el siete de diciembre de 2007.

El parque eólico Cerro de Hula, con una vigencia de 20 años, es una contratación directa, autorizada según decreto de emergencia PCM-16-2008 de los de julio de 2008.

El TSC señala que “al comparar los precios con que se suscribió el contrato 49/2008 en relación con los ofertados para el proceso de cotización de suministros de 100 MW de potencia y energía del año 2007 por Eehsa, se comprobó que la suscripción de valores se realizó con precios superiores a los ofertados.”

La oferta de 2007 tenía un valor por cargo fijo de cero centavos de dólar, con un valor único de 107.50 dólares en concepto de energía, sujeto a inflación mensual. Sin embargo, el contrato que se firmó tiene un cargo fijo de 3.99 dólares por kilovatio al mes por 15 años, lo que ocasionaría un pago nominal contractual de 71,820,00.00 dólares (L1,723 millones) sujeto a la limitante de capacidad demostrada mensual y un pago por energía de $106, sujeto a una inflación anual en relación del 1.5%.

Este artículo originalmente pareció en La Prensa